La dirección del proyecto está orientada a dar a la idea una forma concreta y definitiva. Es una labor que incluye algunos aspectos más específicos, como guiar y dar instrucciones a los actores, y otros más genéricos, como supervisar y coordinar todos los demás trabajos relacionados con la producción.